<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1148177755261420&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Queremos lo mejor para ti y los tuyos

Conoce las mejores noticias

Ultimos post

Post destacados

Filter By Categories

Mitos sobre la vacuna contra el COVID-19

enero 18, 2021
  Salud

mitos-vacuna-covid

Existen mitos que rondan en chats de Whatsapp o en conversaciones familiares sobre la vacuna del COVID-19. Son cosas como que la vacuna cambiará la genética de las personas, o tendrá un rastreador de geolocalización que sabrá lo que hace cada persona, incluso otros mitos aseguran que la vacuna planea acabar con la mitad de la población mundial. Todo eso son Fake News (noticias falsas) que es necesario desmentir, para generar conciencia sobre la importancia de vacunarse para vender -de forma masiva- al virus que ocasionó la pandemia de 2020. Esta es una recopilación de  los mitos sobre la vacuna del COVID-19.

 

Las vacunas son medicamentos biológicos que aplicados a personas sanas provocan la generación de defensas (anticuerpos) que actúan protegiéndole ante futuros contactos con los agentes infecciosos contra los que nos vacunamos, evitando la infección o la enfermedad. En este contexto, las vacunas constituyen una de las medidas sanitarias que mayor beneficio ha producido y sigue produciendo a la humanidad, previenen enfermedades que antes causaban grandes epidemias, muertes y secuelas. Por eso los mitos de los que se conversa frente a la vacuna del COVID-19 es algo de lo que hay que investigar y educarse. Estos son los mitos que más suenan:

Mito 1: La vacuna afecta el ADN de las personas

Este es un mito divulgado por personas antivacunas y es completamente falso. Esta vacuna se basa en una tecnología, llamada ARN mensajero, que tiene más de una década de investigación que se basa en inyectar una secuencia génica que codifica para una proteína, para que sea tu cuerpo -y tus propias células- la que desarrolle una proteína del virus. Así engaña, de alguna manera, al organismo y genera anticuerpos para evitar que si el virus entra en contacto, desarrolle la enfermedad conocida como COVID-19. Es imposible que afecte la estructura molecular porque el ARN mensajero no entra al núcleo de las células y por lo tanto no se incorpora en el ADN del vacunado. 

Mito 2: Al ser una vacuna nueva existe mucho riesgo de fallar

La verdad es que esta tecnología ya tiene más de 10 años de investigación, solo que nunca se había probado en humanos. Esta tecnología ARN mensajero (ARNm) se ha adelantado en estudios de vacunas contra el cáncer y otras enfermedades y ya lleva un recorrido en ensayos clínicos, solo que por la pandemia se concentraron los esfuerzos en desarrollar algo específico para el COVID-19. 

 

Seguro te interesa leer: preguntas frecuentes sobre la vacuna del COVID-19

Mito 3: El cuerpo humano no está diseñado para esta vacuna

Otro mito totalmente falso ya que esta es una vacuna con nueva tecnología que seguro transformará la manera de protegerse de enfermedades. Las ventajas de estas vacunas con ARNm - además que son más fáciles de diseñar-, es que no manejan material infeccioso y nunca entran en el ADN, ya que no llegan al núcleo de la célula. 

 

Más información al respecto en este video de Barcelona Institute For Global Health

 

Mito 4: Es imposible sacar una vacuna en menos de un año

Falso. Las vacunas suelen tardan en salir porque necesitan varias fases de ensayos clínicos. Sin embargo, frente a una pandemia que afectó a casi todos los países del mundo, las grandes farmacéuticas trabajaron con todos sus recursos y años de investigación para desarrollar una vacuna en tiempo récord y eso fue lo que sucedió.  Esta vacuna tuvo a su favor el esfuerzo de laboratorios e intercambio de información sobre la nueva cepa de coronavirus. Además, se han usado técnicas ya investigadas. La dosis de la influenza, por ejemplo, estuvo lista en seis meses, ya que tomaron en cuenta estudios de vacunas existentes para introducir una nueva.

Mito 5: Aún no hay pruebas de que la vacuna funcione

Falso. La vacuna contra el coronavirus conjuntamente desarrollada por Pfizer y BioNTech es eficaz en más de un 90% y evita que las personas contraigan la covid-19, según un análisis preliminar de ambas compañías. Estas vacunas  han sido probadas en 43.500 personas en seis países y hasta el momento no ha ocasionado ningún problema de seguridad.

 

Es importante educar sobre estos mitos y entender que la única forma de combatir el COVID-19 es con una vacunación masiva, para evitar nuevas olas de contagio. 

 

Nueva llamada a la acción

Salud S.A.
Escrito por
oncoplex