<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1148177755261420&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

    Blog Vive Más

    Enfermedades más comunes en el Ecuador

    25/06/18 16:54 / por Dr. Marcelo Barahona

    El bien más preciado del ser humano es la salud, ya que con ella podemos llegar a cumplir nuestras metas de vida. Sin embargo, muchas veces la descuidamos al poner como prioridad otras cosas, esto lo podemos apreciar cuando nos realizamos un autoexamen y muy objetivamente valoramos como está nuestra alimentación, nuestros hábitos de fumar, consumir bebidas alcohólicas, hacer ejercicio y sobre todo si hemos reflexionado sobre la calidad de vida que deseamos tener.

    Pensando en el reto que representa tener una buena salud, hablemos brevemente de cuáles son las enfermedades más frecuentes en el Ecuador, tomando en cuenta que en algunos casos podremos incluso llegar a necesitar una atención hospitalaria. 

    Enfermedades más comunes en mujeres y hombres

     

    Enfermedades más comunes en el Ecuador

     

     

    Rinofaringitis aguda (Resfriado común):

    Es una infección viral de las vías respiratorias, que afecta especialmente la faringe y cavidades nasales. Esta enfermedad se puede transmitir de una persona a otra a través de secreciones respiratorias, el momento que una persona contagiada tose o estornuda.  La rinofaringitis tiene síntomas como: el dolor de garganta, fiebre por debajo de los 39° centígrados, seguido de una secreción nasal transparente y ligeros dolores de cabeza. Para poder prevenir la rinofaringitis hay que lavarse las manos constantemente después de haber tenido contacto con otras personas y evitar el tocarse los ojos o la boca.

    Parasitosis Intestinal:

    Es una infección causada por parásitos que se alojan en el sistema digestivo, los síntomas pueden ser muy variados, por ejemplo:  diarrea, vomito, dolor abdominal, pérdida del apetito, etc.  Esta enfermedad puede prevenirse lavándose las manos después de ir al baño y al lavar los alimentos antes de consumirlos.

    Amigdalitis Aguda:  

    Es la inflamación de las amígdalas ubicadas a los 2 lados de la garganta. Esta infección puede ser de causa viral o bacteriana. Por la inflamación producida, puede ocasionar dolor de garganta al tragar, fiebre, ganglios cervicales aumentados de tamaño y malestar general. Para prevenir la amigdalitis aguda se debe por sobre todo evitar el contacto con la persona que porte la enfermedad.

    Faringitis:

    Es una de las enfermedades más comunes que afectan a la zona de la garganta. La faringitis aguda puede ser de causa viral o bacteriana y la manera más común de contagio es a través de los utensilios de uso personal, el uso de la misma vajilla o el compartir los alimentos. Sus síntomas principales son: dolor al tragar, enrojecimiento e inflamación de la garganta, puede presentarse tos y existe decaimiento.

     

    Gastroenteritis Aguda:  

    Es una infección del tracto digestivo producida por bacterias, virus, parásitos u hongos. Por otro lado, estos microorganismos se adquieren por medio de alimentos o agua contaminados, por lo que hay que tomar muy en cuenta el estado de los alimentos que vamos a consumir. Los principales síntomas son: diarrea, vómito, dolor abdominal, puede existir deshidratación si no se controla la pérdida de líquido y esto a su vez llevará a una disminución de presión arterial y taquicardia.

    Hipertensión Esencial Primaria:

    Es la elevación persistente de la presión arterial sobre los límites normales. La hipertensión no es una enfermedad contagiosa, por ello se la denomina enfermedad crónica no trasmisible. Sin embargo, existen factores predisponentes que debemos tomar en cuenta como: familiares en primer grado de consanguinidad que padezcan la enfermedad, el hábito de fumar, padecer sobrepeso u obesidad, niveles elevados de estrés, el consumo excesivo de sal y café.  La sintomatología es muy variada y no aporta datos fiables para identificarla, en algunos casos se puede hallar las cifras de tensión arterial elevadas al investigar una cefalea o un sangrado recurrente en la nariz. 

    Hemos hablado sobre las enfermedades más frecuentes que afectan a los dos géneros, ahora es importante revisar ciertas enfermedades que afectan más a cada uno de ellos.

    Enfermedades más comunes en hombres:

     
    Enfermedades más comunes en hombres:

     

     

    Bronquitis aguda:

    Es la inflamación de los conductos bronquiales y de las vías respiratorias que llevan el oxígeno a los pulmones. Esta enfermedad ocasiona tos con flema, dificultad para respirar, fiebre y cierta sensación de presión en el pecho. Normalmente la bronquitis aguda puede mejorar en unos días, sin embargo, la tos puede prevalecer semanas, lo mejor para evitar esta enfermedad es protegerse de los cambios climáticos y lavarse las manos para evitar contagio entre personas. 

    Amigdalitis Estreptocócica: 

    Es una infección causada por una bacteria llamada Estreptococo Grupo A.  Sus principales síntomas son: dolor de garganta (manchas blanquecinas en las amígdalas), fiebre, dificultad para tragar, escalofríos y ganglios aumentados de tamaño a nivel del cuello. Normalmente estos síntomas aparecen a los 5 días posteriores a la exposición bacteriana. La amigdalitis estreptocócica puede contagiarse de persona a persona, por lo cual se recomienda que el enfermo utilice mascarilla y la persona que tiene contacto con él debe lavarse las manos frecuentemente.

    Lumbago:  

    Se refiere al dolor intenso que se siente en la zona lumbar, esta lesión puede ser causada por una contractura en los músculos de la espalda baja o por lesiones más complejas a nivel de columna vertebral y raíces nerviosas.  Dentro de las causas más comunes de lumbalgia están: la sobrecarga por trabajo o deporte, traumatismos, fracturas en las vértebras, cirugías de columna, lateralización de la columna (escoliosis), sobrepeso y obesidad. Una buena manera de prevenir esta enfermedad es manteniendo una buena postura, realizando actividades físicas que fortalezcan la espalda, mantener un peso adecuado, practicar deportes con un calentamiento adecuado, evitar el levantar objetos pesados. 

    Además te puede interesar: 3 hábitos que mejorarán la salud de papá

    Enfermedades comunes en mujeres

     

    Enfermedades comunes en mujeres

     

    Gastritis:

    Es una enfermedad originada por la inflamación de la mucosa gástrica, es decir de la capa que cubre internamente a este órgano. Dentro de las causas más comunes tenemos: el consumo frecuente de alcohol, consumo de tabaco, horarios inadecuados para ingerir las principales comidas, el ayuno prolongado, alimentación con excesivo condimento, consumo de abundante café, té negro y por su puesto el contagiarse con la bacteria del helicobacter pylori. Las personas que padecen gastritis pueden presentar los siguientes síntomas: dolor a nivel abdominal, nausea, vómito, ardor por detrás del esternón, falta de apetito. Para prevenir la gastritis se deben establecer horarios específicos para la alimentación, bajar el consumo de grasa en las comidas, mejorar los hábitos en cuanto al consumo de tabaco y alcohol, consumir abundantes frutas y verduras.

    Cefalea:

    Las cefaleas o más conocidas como dolores de cabeza es uno de los trastornos más recurrentes del sistema nervioso. Las causas son muy variables y pueden ir desde el tipo de alimentos que consumimos, la cantidad de alcohol, los cambios hormonales durante el período menstrual, procesos infecciosos, insomnio, deficiencia visual y la falta de glucosa en la sangre. Si bien la cefalea se puede tratar con medicamentos de venhta libre, es muy importante acudir donde nuestro médico de confianza, para que valore y determine la causa raíz del problema. 

    Vaginitis y Vaginosis:

    Es una infección a nivel genital, la cual ocurre cuando hay un cambio en el equilibrio de bacterias y levaduras que se encuentran en la vagina. Las molestias habituales pueden ser picazón, ardor, dolor y secreción vaginal.  Hay factores asociados a estas enfermedades como, por ejemplo: las duchas vaginales frecuentes, el uso de antibióticos, relaciones sexuales sin protección o con diferentes parejas. Para prevenir dichas enfermedades se recomienda no utilizar desodorantes íntimos, utilizar protección al tener relaciones sexuales, evitar ropa interior muy ceñida y que no sea de algodón.

    Te puede interesar también: Consejos para llevar una vida saludable

    Finalmente, te invitamos a pensar sobre las complicaciones que podrían tener estas enfermedades y su impacto económico. Por eso cabe preguntarnos, si hemos pensado en formar parte de las personas que cuidan de sí mismos y de los suyos adquiriendo un Plan de medicina prepagada.

     

    ¡Cuida tu salud y la de tu familia!

    Temas: Salud, Salud Total, Prevenir Enfermedades

    Dr. Marcelo Barahona

    Escrito por Dr. Marcelo Barahona

    Médico internista, apasionado por la salud y el bienestar del ser humano.

    ¿Te gustó nuestro blog? Compártelo