<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1148177755261420&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Queremos lo mejor para ti y los tuyos

Conoce las mejores noticias

Ultimos post

Post destacados

Filter By Categories

Realizar ejercicio y tener COVID-19 pueden ser una mala combinación

septiembre 03, 2020

shutterstock_1695620515 (1)

Esta nota fue publicada originalmente en el portal runnersworld.com que explica que hacer ejercicio cuando das positivo en covid-19 puede ser una mala combinación.

Este es un recuento de cómo al tener coronavirus es necesario descansar y no forzar el cuerpo a hacer ejercicio, ya que realizar actividad física durante el contagio puede afectar la salud. Muchas veces los deportistas se exigen al máximo, incluso al tener algún tipo de gripe u otro malestar, pero el COVID-19 es algo que no conocemos y falta mucha investigación para entenderlo. Entonces, esta nota busca generar conciencia  a los deportistas sobre la necesidad del descanso, pero sin olvidar que al estar sanos el deporte es la mejor arma contra cualquier enfermedad. 

 

Esta historia nace con el testimonio de la maratonista O’Shea Rivera quien se infectó de COVID-19 y pensó que durante el tiempo que estaba enferma realizar ejercicio por 30 minutos diarios sería la mejor forma de sacar el virus de sus sistema. No se trataba de correr kilómetros, sino de caminar desde el armario, hasta el patio de su casa, lo que sea para mantenerse en movimiento e incrementar su ritmo cardíaco.

 

Sin embargo, esta mujer de 43 años notó, en la primera semana de contagio, que el ejercicio la dejaba exhausta y al finalizar tenía que arrastrarse a la cama, tomar un inhalador y quedarse inmóvil por horas. Para su segunda semana Rivera comenzó a sentirse mejor por lo que optó por una suave caminata o movimiento ligero de 10 a 15 minutos, pero el efecto de esta actividad le empeoraba los síntomas, le daba tos y mareo y sentía demasiado agotamiento físico. 

 

El cuerpo de esta maratonista le daba el mensaje de que necesitaba descansar, pero ella seguía pensando que un poco de actividad física la haría más fuerte. Sin embargo, su médico de medicina interna le dijo: “esto no es un resfriado, ni una gripe”. Resulta que él tenía razón en recomendar el descanso y tener mayor precaución. Según nueva  evidencia, la actividad física puede afectar a las personas que sufren COVID-19, y para personas como Rivera que dependen del ejercicio, esta es una noticia nueva y urgente de divulgar, explica Jordan Metzl MD, un especialista en medicina deportiva del Hospital for Special Surgery (HSS) en Nueva York (EE.UU.).

 

Para este médico, esta situación va en contra de todo lo que ha predicado durante 20 años en el que siempre recomienda hacer ejercicio ante síntomas leves, porque la actividad física cura todo. Sin embargo, el COVID-19 juega con diferentes reglas cuando se trata de deporte. 

La clave: escuchar a tu cuerpo

El ejercicio sigue siendo muy importante para cuidar la salud. La actividad moderada y regular no solo mantiene el sistema inmunológico, sino que previene las afecciones colaterales que aumentan el riesgo por coronavirus como obesidad, presión arterial alta y diabetes.  De hecho, las investigaciones médicas respaldan que el ejercicio regular puede reducir el riesgo de dificultad respiratoria aguda (SDRA), que resulta una complicación mortal que afecta entre el 3 y 17% de las personas que contraen COVID-19. 

 

Entonces la clave es seguir moviéndote, pero la clave es prestar atención a cómo te sientes, hay que escuchar al cuerpo para sintonizarse y entender lo que necesita. Si hay fatiga es porque el cuerpo necesita descanso y no importa si no se realiza ejercicio un día o dos. Se trata de ser consciente, explica Sunal Makadia, Director de Cardiología Deportiva de LifeBridge Health en Baltimore. 

 

Si la persona tiene dolor en el pecho, palpitaciones rápidas, hinchazón en las piernas o fatiga inexplicable es la señal para hacerse una prueba para detectar si tiene coronavirus. En ese momento debe detenerse y descansar ya que es lo que necesita el cuerpo en ese momento. 

Si tiene COVID-19, detenga el ejercicio al menos por dos semanas

Si le han diagnosticado esta enfermedad, tenga o no síntomas, no debe hacer ejercicio por dos semanas después de recibir la prueba positiva. Esta es la mejor forma de recuperarse y luchar contra el virus, explica Makadia. Es que la verdadera preocupación, explica este médico, es que “las personas puedan tener una respuesta bifásica. Es decir, puede tener síntomas y luego de unos días sentirse recuperado. Pero luego mucha gente tiene un resurgimiento de los síntomas y ese segundo episodio puede ser realmente problemático para la salud. Por eso es importante descansar y dejar de hacer deporte durante dos semanas después del diagnóstico”. 

 

Después de las dos semanas es importante realizarse nuevamente pruebas, como análisis de sangre y otros testeos para verificar el estado del corazón y posiblemente una prueba de esfuerzo. El médico es quien definirá esto según el estado de salud del deportista. 

 

El deporte es el mejor aliado contra las enfermedades. Es necesario para mejorar la circulación de la sangre y el funcionamiento del corazón y pulmones. Sin embargo, el descanso es clave ante una enfermedad, aún más ante el coronavirus de la que se sabe tan poco.

 

Nueva llamada a la acción

Natalia Jácome
Escrito por
NATURES BOUNTY